Una sesión en la Cámara Hiperbárica

cámara

La oxigenación hiperbárica se puede utilizar conjuntamente con el tratamiento de quelación con EDTA, cuando la arteriosclerosis y los vasos sanguíneos enfermos están causando una disminución de flujo sanguíneo a cualquier nivel.

El paciente se introduce en la cámara hiperbárica, la cual se presuriza hasta alcanzar la presión establecida por el especialista, respirando oxígeno puro en un tiempo de exposición (isopresión) de alrededor de 50 minutos como promedio.

Lo primero que sentirá el paciente será un poco de calor a medida que se presuriza la cámara, y, posteriormente, sentirá el cambio de presión, la cual será similar al que se siente ocasionalmente durante un vuelo en avión, es decir, los oídos se tapan. Estas ligeras molestias se pueden solucionar fácilmente al deglutir repetidas veces, bostezando o por medio de la maniobra de valsalva.

Las sesiones generalmente se aplican una vez al día, aunque cada proceso tiene su propio esquema de tratamiento que incluye parámetros como: régimen de presión, tiempo de exposición y número de sesiones.

A la cámara se accede con ropa 100% algodón, sin accesorios u objetos metálicos y sin aceites de ningún tipo en el cuerpo (cremas, maquillajes, etc).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s